Del programa “Fama a Bailar” a bailarina de Lola Índigo, Mónica Peña nos cuenta su camino hacia el éxito en la danza. Esta joven de 27 años nació en Benavente (Zamora), y empezó a bailar con tan solo 6 años. Se describe como una niña de pueblo que se enamoró de la danza, y eso le hizo viajar y vivir del baile. En este podcast de STRAIKER, Mónica ha querido destacar la importancia de invertir en cultura.

Muchos estilos, una sola pasión: el baile

El primer contacto artístico de Mónica fue con la gimnasia rítmica cuando era pequeña, y con 12 años aproximadamente vio a su prima bailar sevillanas y pensó “qué bonito, yo quiero hacer esto”. Allí empezó todo para ella. Primero sevillanas, luego baile moderno, después contemporáneo, más tarde descubrió el hip hop y así hasta el día de hoy que sigue descubriendo nuevos estilos.

“Lo bueno de la danza es que todos los estilos abarcan todo tipo de música, entonces depende de cómo te sientas puedes expresarlo de una manera u otra” nos dice Mónica. Ha tocado muchas disciplinas, y “probablemente me quedaría más con el hip hop o comercial. Al final es por donde más he ido”.

 

Fama a bailar, un impulso profesional

Cuando Mónica acabó de estudiar, le pilló en tiempos de crisis, y como le salió trabajo en China se fue. Estuvo 5 años bailando allí, pero al cabo de los años quería volver.

De repente le dijeron “hay casting de Fama”, y pensó en probar suerte. Mónica nos revela que como experiencia la participación en Fama a Bailar fue muy guay, sobre todo, porque se puso a prueba personalmente, físicamente y mentalmente. Además, se llevó unos compañeros maravillosos, y “aprendí que si pongo empeño en nuevas cosas, me van a salir bien”. 

Videoclip con Shakira y muchos éxitos con Lola Índigo

Tras sus paso por el programa de Fama, Mónica ha tenido un impulso profesional en el mundo de la danza. Esta bailarina ha trabajado con Shakira, “todo empezó en la copa Davis en 2019” nos descubre. Shakira hizo un show e hicieron un casting en el que Mónica fue una de las seleccionadas.

Después de ese show, en junio de este año, le escribió su coreógrafa que había otro casting para un videoclip y lo hizo. En septiembre le llamaron para decirle que había sido seleccionada. “Pensaba que seríamos 30 o más, y cuando llegué estábamos Natalia y yo. Nos quedamos loquísimas porque estábamos solas”.  Mónica nos revela que “Shakira es impresionante, es muy curranta, un talento. Está todo el rato reinventándose, es muy inspiradora. Ha sido un sueño trabajar con ella“.

Actualmente, Mónica Peña es integrante del grupo de baile Lola Índigo. Ellas dos se conocieron en una fiesta en China, y fue a partir del proyecto de Lola Índigo que empezaron a tener una relación más estrecha. Lola Índigo quiso empezar a mover más el baile y la música desde otro punto de vista. Entonces, dijo “quiero 4 bailarinas fuertes que me acompañen”. Así empezó el proyecto en el que se consideran como una familia.

Mónica nos promete que “se vienen muchos bailes y muchos hits”. “Mi canción favorita todavía no ha salido” recalca. “De las canciones que ya han salido, la que más me gusta es ‘No se toca‘, que es más flamenquita. Y videoclip favorito diría ‘Mujer Bruja‘”. La bailarina nos cuenta agradecida que este verano tuvieron la suerte de hacer 5 conciertos con aforo y todo controlado, y “nos dio la vida”. “Cuando nos dejen, seguiremos dándolo todo en los escenarios”.

Queda mucho por disfrutar

Sin duda, Mónica tiene claro que disfrutar de lo que uno esté haciendo es la clave del éxito. Le preguntamos qué le diría a las personas que están empezando en el baile y nos enseña que su visualización de la danza es un camino, solo uno. “Hay gente que lleva caminando años, meses y otros días. Entonces, para mí lo más importante es que en ese camino disfrutes, porque el proceso es precioso. No compararse y aprovechar en cada momento de lo que te da la danza. Amistades, viajes, conocer el mundo, idiomas, abrir la mente a otras culturas. A parte de todo lo que te hace sentir”.

Ahora Mónica sigue formándose, haciendo workshop, dando clases… “Es tiempo para disfrutar de otra manera, seguimos bailando, compartiendo y haciendo videoclips” dice. Si hay algo que destaca la bailarina es que “hay que invertir en cultura, hay que ir a ver monólogos, teatro, danza…es un momento guay para venirnos arriba e inspirarnos“.

Para terminar, esta vez la bailarina ha respondido a la pregunta de la cantante Marta Sango: “Si solo pudieses vestir de un color el resto de tu vida, ¿cuál sería?”, de forma clara que iría de negro. Nos quedamos a la espera de que el próximo invitado conteste a la pregunta de Mónica “Si tuvieras que escuchar solo una canción el resto de tu vida, ¿cuál sería?”.

¡Nos quedamos con muchas ganas de escuchar nuevos temazos! Nuevos bailes y más hits, que sin duda, nos hace seguir con a idea de invertir en cultura para disfrutar e inspirarnos.